fbpx
google paga multa

Google paga multa millonaria por violar la privacidad de niños en YouTube

Por obtener información personal de los menores con fines publicitarios y sin el consentimiento de los padres Google paga multa de 170 millones de dólares.

Tras la querella judicial Susan Wojcicki, CEO de Youtube, publica una Actualización sobre la protección a menores y sus datos en YouTube

Para resolver las demandas que acusaban al sitio más importante de videos de violar la privacidad de niños menores de edad, Google a acordado pagar una multa de 170 millones de dólares y realizar cambios en su política de privacidad.

Por violar privacidad Google paga multa de 170 millones de dólares.

El total de las multas corresponde a dos demandas: una de 136 millones impuesta por la Comisión Federal del Comercio y otra de 34 millones por la Fiscalía General de Nueva York.

En ambos casos se acusa a YouTube de violar la normativa federal de protección de la privacidad de los menores en Internet; pues, según los demandantes youtube recoge información personal de los niños con fines publicitarios sin el consentimiento de los padres.

Según la FTC, Youtube recolectó datos de menores, como los códigos que permiten a la compañía registrar los hábitos de navegación de los usuarios.

La ley federal de protección de la privacidad de los menores en Internet exige el consentimiento de los padres para que las compañías puedan recoger y compartir datos personales de los niños menores de 13 años. El organismo regulador agrega que, según la compañía de videos,  ésta aseguró a algunos anunciantes que no estaba afectada por dicha normativa federal porque no tenía usuarios menores de 13 años. Sin embargo le decía las empresas de publicidad que era un destino muy popular entre los niños.

Joseph Simons, presidente de la FTC dijo que:

“YouTube promocionaba su popularidad entre los niños entre sus potenciales clientes corporativos”… “Pero la compañía se negaba a reconocer que partes de su plataforma estaban claramente dirigidas a los niños”.

Por otro lado Letitia James, la fiscal general de Nueva York, que inició el caso en 2016, ha dicho que:

“Google y YouTube, ilegalmente y a sabiendas, monitorizaron, trazaron y sirvieron anuncios personalizados a niños pequeños solo para continuar recibiendo los dólares de la publicidad”. “Estas compañías han puesto en peligro a los niños y han abusado de su poder”.

La respuesta de Youtube

Esta mañana Susan Wojcicki, CEO de Youtube publicó un comunicado donde reconoce que:

“Desde sus inicios, YouTube ha sido un sitio web para personas mayores de 13 años, pero con un auge en contenidos familiares y el aumento de dispositivos compartidos, la probabilidad de que los niños lo vean sin supervisión ha aumentado”.

En el comunicado, y como parte del  acuerdo aprobado pese al voto en contra dos de los cinco miembros de la FTC, YouTube a resuelto:

  • Limitar la recopilación y el uso de datos en videos hechos para niños a lo mínimo necesario para asegurar la operación de la plataforma.
  • Dejar de publicar por completo anuncios personalizados en este contenido, y algunas funciones ya no estarán disponibles en este tipo de contenido, como comentarios y notificaciones.
  • Se requerirá que los creadores nos digan cuando su contenido pertenece a esta categoría, y también usaremos el aprendizaje automático para encontrar videos que apunten claramente a audiencias jóvenes, por ejemplo, aquellos que tienen un énfasis en los personajes, temas, juguetes o juegos para niños.

Además el comunicado recomienda «que los padres usen YouTube Kids si planean permitir que los niños menores de 13 años vean videos de forma independiente. »

También se ha publicado que «han aumentado los requisitos para los canales que pueden ser parte de YouTube Kids, reduciendo drásticamente la cantidad de canales en la aplicación.»

Los cambios anunciados van afectar a miles de creadores de videos de youtube, Youtubers, que se enfocan en contenido familiar e infantil. Por lo que también  ha anunciado que destinará 100 millones de dólares en los próximos tres años a esos productores de vídeos.