fbpx
Canto Gregoriano: ¿qué es? y ¿cuál es el origen de la música gregoriana?

Canto Gregoriano: ¿qué es? y ¿cuál es el origen de la música gregoriana?

El Canto Gregoriano es el Canto litúrgico a una sola voz, en latín, y sin acompañamiento usado por la iglesia católica.  Llamado así por el papa Gregorio I (590-604) (San Gregorio Magno). 


El canto gregoriano, música gregoriana, también llamado canto llano tiene su origen en la edad media.

Antecedentes históricos del Canto Gregoriano

Durante el Siglo IV la rápida expansión del cristianismo por el mundo antiguo tuvo como consecuencia un gran desarrollo de conventos y arzobispados que funcionaban de manera relativamente independiente a Roma, el centro político de la iglesia católica.  Debido a esto en tiempos de Gregorio I (590-604), había diferentes liturgias y modos de canto:

  • El occidente
    • Romana
    • Milasesa
    • Ambrosiana (que aún se conserva)
    • Española – Mozárabe
    • Galicana
    • Irlando-británica (céltica )
  • En oriente
    • Bizantina
    • Siria Occidental
    • Siria Oriental
    • Copta

Por aquellos tiempos, en occidente, el Obispo de Roma buscaba el poder del imperio asumiendo su legado como emperador romano y en posición de pontifex maximus; sin embargo hacia el siglo VI, Oriente se independizó de Occidente.

Fue así como el papa Gregorio I llevó acabó una reforma a la liturgia romana (Antiphonale Cento), para recopilar cantos y melodías romanas que fuesen fáciles de captar y cantar con miras a la unificación litúrgica de Occidente, con Roma a la cabeza. Hay que recordar que para ese entonces el Imperio estaba dividido en Oriente y Occidente.

 

Origen del Canto Gregoriano

El Papado logró ese objetivo con la monarquía carolingia. Bajo Pipino (751-768) se sometió a la Galia a la influencia romana. En esa época, el canto litúrgico, se vinculó legendariamente con la autoridad de Gregorio I al recibir la denominación de «gregoriano».

Con el triunfo de la monarquía carolingia y la aplicación  de la reforma litúrgica por parte del imperio romano de occidente el Canto Romano, ahora llamado Canto Gregoriano, se impuso sobre las demás formas de canto, llevando a la desaparición de muchas de ellas.

Este evento, visto desde una perspectiva humanista, resulta una tragedia ya que es una pérdida irreparable para la cultura universal, además de que la consigna de Gregorio I: “melodías fáciles de captar y cantar”, supone también un retroceso a la riqueza musical de occidente; además del estancamiento impuesto por las medidas conservaduristas de la iglesia católica apostólica romana.

El Coro Gregoriano: La Schola Cantorum

El canto religioso estaba a cargo, en Roma, de un coro especial llamado Schola Cantorum (instituido por Gregorio I), constaba de 7 cantores de los cuales los primeros 3 eran solistas, el cuarto archiparafonista, el 5º y 7º parafonista, estos últimos sólo cantaban en forma coral; además del sacerdote, el chantre (cantor) y de la feligresía.

Tipos de ejecución del canto gregoriano

Las diferentes formas de interpretar el canto gregoriano se corresponden con la celebración litúrgica de la iglesia católica: la misa. Así tenemos:

  • Solista: sacerdote y chantre;
  • Responsorial: alternancia de solo y coro;
  • Antifonal: alternancia de coros

Repertorio del Canto Gregoriano

El repertorio de la música gregoriana corresponde al calendario litúrgico:

  • El Propium que corresponde celebraciones especiales y es cambiante, Requiem, Cuaresma: Introitus, Graduale, Alleluia, Tractus
  • Ordinarium que son cantos fijos: Kyrie, Gloria, Credo, Sanctus, Benedictus, Agnus Dei.

Tomando en cuenta que el repertorio original del canto gregoriano católico corresponde al compendio recopilado por Gregorio I, nuevos cantos se sumaron durante el medioevo, tales como; cantos litúrgicos para nuevas festividades, además de himnos, tropos y secuencias. Más adelante, en el Concilio de Trento se suspendió la creación de nuevas melodías gregorianas, o de estilo gregoriano, y se publicó el compendio Editio Medicea de 1616.  Un compendio de cantos gregorianos “modernos” fue publicado gracias a un estudio realizado por los monjes de Solesmes con el título Editio Vaticana de 1905. En esta edición se publicaron cerca de 3000 melodías del repertorio romano y medieval.

En el estricto sentido de la palabra el canto gregoriano es, por antonomasia, de origen católico; y el repertorio más moderno aprobado por el Vaticano es el Editio Vaticana; es decir los cantos gregorianos modernos corresponden a 1905. Sin embargo, la historia nos muestra como el canto gregoriano sirvió de base e inspiración para nuevas formas y técnicas musicales desde la edad media hasta nuestros días. Las reglas de orden no son limitante para una mente creativa.

Características generales del Canto Gregoriano

Al ser “fácil de cantar y captar”, la música gregoriana es de tipo diatónica y modal, dentro de su teoría se concibe el uso de 8 modos llamados eclesiásticos (modi). Más adelante profundizaré en este tema.

Existen cantos silábicos, es decir, que cada nota musical corresponde una sílaba del texto y cantos melismáticos, donde a una sílaba le corresponde muchas notas musicales.

En esta música lo más importante es el texto, ya que le da estructura, el texto divide las partes, da acentuación, sentido y carácter.


Te invito a escuchar Vincere Aut Mori, una rola electrónica con melodías gregorianas, algo así como “música gregoriana moderna“, pero no litúrgica y sin aprobación oficial de la iglesia católica.

 

Con información de Ulrich Michels, Atlas de la Música I, Editorial Alianza.

Adán Ramírez

Geek, youtuber, compositor, orquestador, ecléctico, disruptivo, quesadillaconqueseño. Bio Redes sociales: LinkedinYoutube, VimeoFacebookTwitterInstagram, Spotify, Deezer, iTunes

Deja un comentario

Cerrar menú