“Súplica” La historia detrás de la canción

Una hermosa canción para reconciliarte después de haber tenido una discusión con alguien, quien su guía y sus palabras son muy importantes en tu vida.

¿Cual es la historia detrás de la canción?

Como todo adolescente yo también tuve diferencias con mis papás y aunque no discutí mucho con ellos, si llegó a haber alguna que otra pelea fuerte. Esta canción surgió a raíz de una de esas discusiones. Y describe un poco mi sentir después de esas peleas.

Nunca fui de gritar y pelear, pero si de llorar y callar y guardar todo lo que sentía, no decir nada, no contestar para no hacer más grandes los problemas; pero eso también aveces suele molestar. Mejor hacer una canción con todo ese sentimiento guardado.

En las discusiones, hay palabras que se dicen y que pueden lastimar muy hondo a los demás, no sabemos cuanto…

Cuando tus papás te aconsejan aveces puedes no estar de acuerdo con lo que te dicen y ellos creen que no los escuchas ni les harás caso, pero lo que no saben es que cada una de sus palabras siempre serán muy importantes para ti, sus consejos, sus palabras siempre serán luz y guía en tu vida.

Esta canción se llama “Súplica” porque en ella suplica, es un ruego de ser escuchada acerca del gran valor que tienen las palabras, que no serán echadas en saco roto, ni consejos tirados a la basura, jamás! Siempre atesoradas como lo que son: maravillosos consejos de alguien que con toda la experiencia y el amor del mundo lo único que quiere es que estés bien.

Es como decir: “Por favor escúchame que aunque no lo creas y me duela mucho lo que me dices, no te voy a reclamar nada, al contrario, si te voy a hacer caso, si haré lo que me dices”

Aquí te dejo la letra para que la cantes conmigo y se la dediques a quién tu sabes necesita escuchar esta canción.

“Súplica”

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=EXUf3w6NWnY]

Suscríbete, nuevos videos cada semana

Lamento tanto que así lo quieras
de hoy en cuando más que sólo pensar
que eres voz nula en mis paredes
por estas lágrimas no he de perdonar

Lamento tanto mis lágrimas calladas
intolerante siempre te has de mostrar
que grito y callo en mi burbuja
con miedo siempre de molestar

Me has pisado tierra en el fondo
sin saber donde pisas ya

Escúchame, escúchame!
que tu voz será siempre
luz y guía en mi andar

Perdona todo si te fui mala
tu vales más de lo que debes pensar
que aveces hieres dentro y muy certero
más mis palabras jamás escucharás

 

Recuerda que las palabras pueden herir y a veces son heridas que jamás se curan. Por muy molest@ que estés, cuida tus palabras para no lastimar y atesora aquellas, que lo único que desean es guiarte con experiencia, para que en tu camino por la vida, no sufras dolor. Ama a tus papás por siempre.

 

Te puede interesar

Como nace la inspiración

 

Recomendado:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *