ser musico una profesion condenada a desaparecer

Ser músico, una profesión condenada a desaparecer

¿Para qué estudiar música? ¿Se puede vivir de la música? ¿Para qué ser músico? ¿Quién necesita de músicos? ¿Para qué dar clases? ¿Por qué la música académica está condenada a desaparecer? Un artículo para la reflexión de músicos.


Siendo maestra de canto, en algún punto me pregunté: ¿para qué doy clases de canto? ¿Para qué quieren aprender a cantar? ¿Cuál es la demanda de trabajo de estos alumnos? ¿No será incluso irresponsable enseñar una profesión caduca?

Actualmente se necesitan programadores, es básico para cualquier negocio tener una página web. Se necesitan diseñadores, toda empresa requiere un logotipo; abogados, hay leyes, normas, artículos. Se necesitan contadores con todos estos impuestos. Y claro, se necesitan muchos vendedores. Podría seguir con otras profesiones y sus múltiples campos de trabajo reales y necesarios para la sociedad, pero ¿quién necesita músicos? ¿Quién necesita cantantes?

Y bueno, es que clases de música podemos encontrar en muchísimas partes. Hay miles de academias de todo tipo. Los mismos alumnos que aún no egresan ya están dando clases de canto. Pero… ¿Por que no están cantando?

¿Cuantos ingenieros en sistemas viven de dar clases en su materia? No tengo cifras, sólo especulo y creo que a diferencia de la música, no es la mayoría. La gran mayoría de músicos ha dado clases en algún punto de su carrera. ¿Por qué? ¿Para qué?

Cuando se abre alguna convocatoria en Bellas Artes hay una fila de hasta 100 aspirantes para una sola plaza. ¿Dónde están los puestos laborales que cubrirán todos esos alumnos que están egresando de las escuelas, todos aquellos que desean ser cantantes, que desean vivir de la música?

 Te puede interesar: 20 Verdades que tu maestro de música nunca te va a decir 

Los puestos laborales que abundan son los de maestros, los de dar clases. El maestro de música del kinder o la primaria que dirigirá el himno para que los alumnos ganen el concurso. El maestro de la academia particular tal.

Resulta entonces que estudias 6 u 8 años un instrumento para terminar dando clases. Para que una gran parte de tu sustento diario sea por dar clases y no por ser ejecutante.

¿Estaremos hablando de falta de calidad? ¿De profesionales poco preparados? Muchos de nuestros músicos profesionistas emigran a otros países donde si encuentran esta oferta de trabajo. No, no estamos hablando de calidad.

ser musico una profesion condenada a desaparecer

Necesitamos es oferta laboral

En consecuencia lo que realmente necesitamos es oferta laboral. ¿En dónde trabajarán todos esos músicos que han pasado más de 6 años de su vida estudiando su instrumento? ¿Hay orquestas suficientes? ¿Que paguen lo justo y a tiempo? ¿Hay público que desee ir a escuchar estas orquestas?

De hecho, la cruda realidad es que la música académica, de concierto, clásica, culta o como se le quiera llamar carece de la suficiente demanda para ofrecer puestos de trabajo dignos y bien remunerados a los cientos de estudiantes que egresan de las escuelas después de 5 u 8 años de carrera.

Entramos así en un círculo vicioso. Una carrera que no se ejerce al nivel de otras. Una carrera que sólo se enseña para no ejercer. Nos enfrentamos a la realidad de una carrera que no tiene demanda y que para subsistir requiere de becas y programas gubernamentales.

Y es que en realidad… nadie necesita cantantes. Quién necesita músicos?

La música no es de primera necesidad. Por el contrario, una sociedad ocupada y preocupada por satisfacer sus necesidades básicas de seguridad, de alimento; una sociedad que vive al día, trabajando 8 horas diarias para poder sobrevivir en ciudades inseguras, corruptas y llenas de estrés. Es una sociedad que al final del día lo que busca es entretenimiento.

 Además te puede interesar: Estudiar música Expectativa Vs Realidad 

Curiosamente la música cubre esa necesidad de entretenimiento, de esparcimiento. Entonces… ¿por qué no hay necesidad de esta?

En una de esas reflexiones me atreví a sugerirle a mis alumnas que se subieran a los camiones a cantar ópera. Sin embargo, demasiados prejuicios o quizá simplemente pena fué lo que no les permitió hacerlo.

Sin embargo la gente está realmente necesitada de entretenimiento. Nuestra labor no es esperar que la gente vaya al teatro a escuchar las orquestas. Nuestra labor es llevar las orquestas, el teatro, el arte, el entretenimiento a la gente.

Hay familias que acuden a las plazas comerciales a entretenerse. ¿Y si en la plaza comercial hubiera un foro con programación todos los días? ¿Y si en el kiosco de la colonia hubiese siempre programación artística? (Cabe decir que con alguna forma de pago, no gratuita)

Si somos músicos y creativos ¿porque no generar nuevas empresas culturales? nuevas propuestas, ¿crear nuestros propios empleos?

 Además te puede interesar: Tipos de Maestros de Canto

Ser músico es menos prejuicios más emprendimiento

Tenemos músicos valientes, sí, me atrevo a decir “valientes”. Porque rompiendo esquemas, prejuicios y paradigmas han hecho su música de masas, han llevado el arte a públicos inimaginados: Ande Riu, Filippa Giordano, Sarah Brightman, Vanessa Mae, 2cellos, etc

Que pasa en México que este tipo de propuestas son tan criticadas e incluso desvalorizadas, cuando podrían ser el ejemplo a seguir de muchos otros músicos.

Ya basta de prejuicios! Si queremos que nuestro arte, que la música académica continúe tenemos que hacer algo. Si no, definitivamente nosotros mismos, los artistas, la estamos condenando a su desaparición.

De hecho, ser músico en pleno siglo XXI es mucho más que tocar bien, hay que saber emprender y para ello es necesario quitarse los prejuicios que nublan la mente y no permiten encontrar oportunidades de negocios, viables, rentables y sustentables aún tratándose de música académica. Además para ser músico independiente y sobrevivir a la adversidad de los recortes a cultura y no depender de los subsidios del gobierno hay que saber manejar internet, redes sociales, conocer de marketing digital y emprendedurismo, no se puede quedar uno cruzado de brazos viendo como desaparecen las orquestas, cierran las escuelas y se acaban las becas, hoy ser músico es ser emprendedor.

¿Tu que opinas?


Suscríbete, nuevos videos cada semana

Summary
Ser músico, una profesión condenada a desaparecer
Article Name
Ser músico, una profesión condenada a desaparecer
Description
¿Se puede vivir de la música? ¿Quién necesita de músicos? ¿Para qué ser músico? o del por qué la música académica está condenada a desaparecer
Author
Publisher Name
Lapnayh
Publisher Logo

Recomendado:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *