cómo vivir de la música

Cómo vivir de la música: nuestro negocio de producción y videos

Eres músico independiente y no sabes cómo vivir de la música y lograr la estabilidad financiera. Descubre como lo hemos logrado nosotros.


Ser un habitante del mundo en ésta floreciente era de la tecnología digital, plantea una serie de retos y oportunidades que se deben afrontar lo más pronto posible; pues internet y las nuevas tecnologías han hecho que la actividad humana acelere su paso.

Ahora bien ser músico en un mundo consumista como en el que vivimos puede ser la ruina o la prosperidad; dependiendo del enfoque y la capacidad para comprender y aprovechar las oportunidades.

Pero, aprender cómo vivir de la música siendo un músico independiente egresado de una escuela profesional o conservatorio, puede llegar a ser un reto aún mayor si se aspira a la independencia financiera. Sin embargo, la nueva era de la tecnología digital ofrece al músico independiente un abanico de posibilidades que antes resultaban inimaginables.

Por ejemplo producir contenido utilitario como clases y tutoriales de canto y música, y llegar a miles de personas en muy poco tiempo, ahora es más fácil gracias a Youtube y Redes Sociales. Mejor aún grabar una clase, subirla a youtube, administrar un canal y vivir de él.

Si así es, vivir de producir videos para youtube, es decir, ganar dinero para pagar las cuentas, la renta, viajes y diversión. Que mejor que producir videos desde la comodidad de tu casa, en lugar de estar encerrado 8 horas diarias en un salón de clases; repitiendo la misma rutina 5 días a la semana…

O que mejor, ser autor, productor y compositor de tu propia música, subirla a las principales tiendas digitales, iTunes, Spotify, Deezer, y ganar dinero por la música y por las regalías por derechos de autor.

Producir música y videos nos ha llevado a lograr la independencia financiera y ser dueños absolutos de nuestro tiempo. ¿Cómo pasamos de ser Godín a «emprendedor» sin morir de hambre? Más aún, siendo músicos. Ésta es la historia.

Cómo vivir de la música:

Pero ¿cómo llegamos hasta este punto?, ¿cómo abandonamos el sueño de “estudiar una carrera y titularte para tener un trabajo estable con un sueldo más prestaciones ?, ¿porqué dejamos de ser asalariados y decidimos emprender?

Nosotros, al igual que muchos más, seguimos al pie de la letra los consejos de nuestros mayores:

  • estudiar,
  • titularte,
  • buscar un trabajo,
  • y estudiar más para ganar más

Así lo hicimos y por 7 años trabajamos en una escuela de música.

– Ok, y ¿por qué en una escuela de música?.

Bueno, en realidad es porque es el trabajo más estable al que puede aspirar un «egresado de una escuela, conservatorio o facultad de música». Una escuela no sólo ofrece un sueldo más prestaciones, sino que además convoca dentro de su plataforma a un excelente activo financiero: LOS ALUMNOS.

Si, los alumnos pagan y ayudan a mantener «vivo» el proyecto y el presupuesto de la escuela, gracias a ellos los empleados/maestros tienen un trabajo con vacaciones pagadas y jubilación.

Escuelas particulares, de gobierno, o mixtas, todas necesitan alumnos. Desgraciadamente, algunas de las escuelas que reciben fondos públicos tienen condicionado su presupuesto a la cantidad de alumnos, calificaciones y hasta intereses políticos del poder en turno.

La decadencia de la educación.

Así ocurrió en la escuela donde trabajábamos. Se mutilaron los planes y programas de estudio; se bajo la calificación mínima para aprobar las materias; no sólo se hicieron modificaciones para aumentar la matrícula, bajar el número de reprobados y de deserción de alumnos; sino que además éstas medidas no sólo bajaron el nivel de preparación académica, fueron aprobadas por: Los mismos maestros, empleados que no querían perder su trabajo.

Los resultados no tardaron en dar la cara: alumnos con problemas para leer (solfeo) y tocar; es decir, pésimo rendimiento y preparación. Como medida para cubrir las apariencias se puso al frente a un músico mediocre, amante del show, sin título académico alguno; su función: seguir las órdenes del director: “hacer show para quedar bien con las autoridades que aprueban el presupuesto“.

Se instauró el amiguismo, la cacocrácia, la indulgente mediocridad envolvió el reino del saber en un círculo vicioso de corrupción, adulación y favoritismo. Lo que antes era un agradable centro de trabajo se convirtió en un lugar tóxico para ejercer nuestra labor: educar en la música. Curiosamente ésta decadencia inició en agosto de 2012, justo cuando EPN fue electo presidente.

 

Nadie vive de crear música para conciertos.

Como muchos otros, fuimos educados con la idea de: “trabajas 8 horas y ganas un sueldo”, es decir: el tiempo que trabajas es proporcional al dinero que ganas. Bajo ese esquema sólo existía una opción en nuestra mente: buscar otro trabajo. pero, ¿de qué?

¿Qué opciones tiene un compositor de música de concierto? Según mi propio maestro de composición:

Nadie vive de crear música para conciertos.

– Jorge Torres

Si ustedes quieren vivir de la composición, se equivocaron de carrera. Los grandes compositores viven de otra cosa: de dar clases o de pertenecer a institutos que les permiten crear en buenas condiciones, pero no de su obra.

– Jorge Torres

[leer entrevista completa]

Ok, entonces, siguiendo ésta línea de pensamiento, no sólo es imposible vivir de la composición, sino que además no existe vida para el compositor de música de concierto fuera del ambiente académico institucional.

– ¿En serio, no hay más, la escuela es la última frontera para el compositor de música de concierto?

Bueno están las becas pero se acaban y los concursos, pero no siempre se ganan, así como 20 verdades que tu Maestro de Música NUNCA te va a decir.

– ¿Bien y si compones otra cosa?

Claro que !no!, según mi maestra de composición:

Si no compones así (cualquier lenguaje de vanguardia), entonces no eres compositor.

– Georgina Derbez

Al parecer el problema radica en un enfoque de pensamiento; y así lo hicimos transformamos nuestra forma de pensar

 

La clave está en los activos

Lo primero que hicimos fue replantearnos el significado del dinero, – ¿por qué empezar por el dinero? – pues porqué en éste mundo, ésta época, éste país, ésta realidad, nada se puede hacer sin dinero. Aquel que diga que el dinero no le importa, ésta es mi cuenta para que me lo deposite.

El equipo en el que estás leyendo éste post, la conexión a internet, todo se está pagando con dinero. Por más “alternativo” que intentes ser, no puedes evitarlo: todo gira entorno al dinero.

Si piensas lo contrario, no te ofendas y sigue leyendo; quizá conoces un entorno alterno donde el dinero no existe y todo se paga con sonrisas. Si es así déjamelo en los comentarios.

Aunque este punto es el más importante no voy hacer el cuento muy largo, sólo voy a platicarte que del libro “Padre rico, padre pobre” de Robert Kiyosaki aprendimos la diferencia entre Activos Financieros e Ingresos.

Cómo vivir de la música: tan fácil como Ganar dinero mientras duermes

Sin entrar en rebuscados conceptos financieros, y para hacer más comprensible el concepto los Activos son dinero que entra a tu bolsillo aún cuando estás durmiendo; los ingresos en cambio, sólo entran cuando cumples con tu jornada laboral.

La contraparte son los Pasivos y los Egresos: los Pasivos es dinero que sale de tu cuenta aunque tu no quieras; los egresos salen cuando tu lo decides.

La clave entonces es reducir los Pasivos, aumentar los Activos sobre los Ingresos; pero ¿cómo? ¿cómo “ganar dinero mientras duermes”?.

¿Haz visto esas imágenes religiosas en las terminales de autobuses que tienen una alcancía? Bien, piensa lo siguiente; quien la mandó hacer únicamente trabajó una vez, los viajeros pasan día y noche y algunos dejan sus monedas. ¿Qué tenemos aquí?…. … Sí, así es, una fuente de Activos. Dinero que fluye mientras estás durmiendo y sólo trabajaste una vez.

– Disculpe ¿dónde está la cátedra sobre cómo vivir de la música?

Ahora bien, ¿ cómo vivir de la música si no se nada de finanzas?, ¿en qué año se enseña sobre el negocio de la música en la escuela?… ..¡ah, sí! en ninguno, ni en la súper, ni en el conservatorio, ni en la nacional. Incluso, es más común escuchar frases como: “si el arte se vende, se prostituye”; con diversas variantes que he olvidado por salud mental.

Hay muchas cosas relacionadas con el dinero que no te enseñan en la escuela de música, una de ellas, por ejemplo, cuánto se debe cobrar por el trabajo realizado. A veces parece que el arte y el dinero estuvieran peleados, o al menos así parece de este lado de la musica clásica.

Bien, volviendo al punto, ¿cómo generar activos con la música, o con las clases de música? ¿cómo ganar dinero mientras duermo, pero seguir haciendo música y dando clase? Dicho de otra forma ¿cómo ser omnipresente?.

– ¿Trabajas por dinero o haces que el dinero trabaje para ti?

Vamos a analizar el ejemplo de la alcancía religiosa; para empezar tiene un fin utilitario: «satisfacer el deseo de bienestar emocional: FE». En segundo lugar está colocada en un lugar (plataforma pública) donde transitan cientos de personas, todas con un sólo objetivo: llegar a su destino sanos y salvos. El dinero en la alcancía funciona como un «seguro de vida»; una garantía de FE entre el viajero y el TODO PODEROSO que busca llegar con bien a su destino.

Tal ves éste ejemplo sea muy burdo para quienes tengan una profunda Fe religiosa.

Voy a poner otro ejemplo, cada vez que recargas tu Telcel Carlos Slim gana dinero; cada vez que escuchas música en Spotify, los productores y compositores ganan dinero; cada vez que aparece un anuncio en un video de Youtube, un youtuber gana dinero. Y esto ocurre las 24 horas del día los 365 días del año.

Es decir, la música y los videos son Activos Financieros, trabajas una vez, inviertes tiempo, dinero y esfuerzo una sola vez y luego lo publicas en una plataforma y ¡PUM! empieza a llegar el dinero… … ¿así de fácil? y entonces ¿porqué no somos ricos?

El valor de lo utilitario y popular

Para responder a las preguntas anteriores vamos a regresar al ejemplo de la alcancía religiosa. Ya quedamos que está ubicada en un lugar donde pasa mucha gente, ahora bien, ¿que pasaría si el 90% de los viajeros fueran ateos o profesasen una religión ajena a la imagen representada?.

Pues bien, si del 10% restante sólo un 1% deja una moneda en la alcancía, entonces difícilmente se pagaría la inversión de construirla (ROI); peor aún no se lograría la masa crítica para vivir de esos activos.

Ok, esto es lo que pasa con la música clásica, el 1%, y es aún peor con la música contemporánea, 0.001%; por eso, parafraseando a Torres: «nadie se compra un pan de la composición»; al menos no de la composición de música de concierto, pero ¿que hay de la música popular?. La música popular es el 90% del ejemplo anterior; quizá más.

Ahora bien, ¿que hay de los videos?. Simple, material utilitario y/o de entretenimiento; mejor aún, que tal entretenimiento utilitario: Tutoriales de Música, canto, divertidos e interesantes.

– Esto pinta bien, pero ¿dónde quedo la música y la composición?

Pues, los videos que producimos tienen nuestra música de fondo. YouTube paga el 55% de los ingresos netos por publicidad en videos, el otro 65% sirve entre otras cosas para dar mantenimiento a la plataforma y pagar derechos de autor.

El pago de regalías por derechos de autor es en verdad un derecho, y en México sólo hay una institución facultada para ejercer dicho derecho: la SACM. Así que el camino es: hacerte socio SACM, notificar tu música en Derechos Mecánicos y esperar a que lleguen tus regalías; ya sea de Youtube, Spotify, Deezer, Radio, TV, Teatro, etc.

– Entonces ¿si se puede vivir de la música?

Amigo, la música salvó a Apple Inc. de la ruina gracias a su iPod. Claro que si se puede, sólo hay que convertirla en un Activo Financiero con la masa crítica suficiente para producir lo necesario para vivir. Se que en palabras suena fácil, pero lo realmente difícil no es lograrlo sino dar el primer paso: cambiar La Mentalidad de Pobre; y de eso te puede hablar  Robert Kiyosaki.

Sin embargo hay cosas que no se pueden cambiar, es imposible hacer que de pronto a toda la gente le guste la música de concierto y que todos los compositores vivan de su obra, en palabras de Jorge Torres, eso ni en Francia ocurre. ¿Cómo lograr una escuela de calidad cuando la mayor parte de los maestros prefieren mutilar los programas de estudios para conservar la chamba, en lugar de revelarse y exigir respeto por la profesión? ¿Qué hacer cuando las ordenes de “Nadie puede reprobar, todos deben pasar el año”, vienen desde arriba?.

Ahora bien, por otro lado, de no ser por el «desencanto» vivido en nuestro antiguo trabajo éste artículo no existiría. No, en realidad el «desencanto» sólo es parte de la historia pues ya teníamos pensado salirnos de ese trabajo desde el mismo día en que entramos.  Hubo una serie de irregularidades más que ocurrieron mientras estábamos allí, dignas de otro artículo; el cambio de administración y la pésima conducción del director general sólo fue la gota que derramó el vaso.

Voy a atar otro cabo suelto personal.

– ¿realmente crees que si no compones como tu maestro(a) no eres compositor?

No, desde que inicié la carrera he oscilado entre la música que se hacía en la escuela, llamémosla contemporánea, y la popular; todo esto sin ningún prejuicio estético. Mientras era estudiante lo mismo escribía arreglos de música popular o canciones, que «ruiditos» y «crujiditos» «contemporráncios». Ahora bien, no es lo mismo ser estudiante y escribir con toda libertad lo que quieras fuera de la escuela, que tener la calificación secuestrada por el gusto estético de un maestro(a), con el poder de facto para destruir o alentar tu promoción al siguiente año con un sólo número.

Cómo vivir de la música: Nuestro pequeño negocio casero de producción de música y contenidos

  • Convertimos nuestra creatividad en Activos Financieros: Música y Contenidos.
  • Creamos contenidos de interés general que alcanzan la masa crítica para ser financieramente viables.
  • La suma total de nuestros videos es la reproducción 24/7 de nuestros contenidos.
  • Todos nuestros videos tienen nuestra música de fondo.
  • La música está registrada ante INDAUTOR y notificada en la SACM.
  • Ganamos regalías por derechos de autor, por medio de la SACM, sobre la música y la música contenida en nuestros videos.
  • Usamos nuestro sitio web y redes sociales para promover nuestros contenidos.

Y así es cómo vivir de la música, es para nosotros, un círculo virtuoso de creatividad; y así poder dedicar tiempo otras actividades menos lucrativas como componer música de concierto, por ejemplo

Summary
Cómo vivir de la música: nuestro negocio de producción y videos
Article Name
Cómo vivir de la música: nuestro negocio de producción y videos
Description
Eres músico independiente y no sabes cómo vivir de la música y lograr la estabilidad financiera. Descubre como lo hemos logrado nosotros.
Author
Publisher Name
Lapnayh
Publisher Logo

Recomendado:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.